El cuerpo grita lo que la boca calla

Mientras la nariz gotea, poco a poco, las tristezas; el estómago ruge las desdichas con el padre y la hipertensión clama por necesidad maternal. Mire, si Usted pudiera decir: “Allá va mi ex madre” o “¿Se habrá muerto mi ex padre?”, no habría tantos problemas con la...